30 julio, 2014

Receta de Pfannkuchen - Tarta-tortita al horno con frambuesas

¿Pero qué ha pasado con el mes de julio?
La verdad es que lo he tenido tan movidito que no sé si se me ha pasado volando o se me ha hecho largo, pero no tenía previsto dejar tantos días sin publicar nada por aquí. El verano me agota y cuando cae por fin la noche lo que menos me apetece es ponerme delante del ordenador. Así que hoy aprovecho el tiempo entre el desyuno y la última carrera matutina madrileña para dejaros una receta bien sencilla, aunque me temo que requiere encender el horno.

Pfannkuchen - Baked Pancake Cake

Podría contaros muchas cosas pero hoy tengo ganas de desahogarme un poco. Mañana jueves cojo un tren camino de Murcia para pasar allí el mes de agosto, pero hasta que no esté sentada en mi asiento no me creeré que realmente estaré en marcha. Y es que no sabéis la odisea que ha sido conseguir un billete válido para viajar.

Renfe cada vez ofrece un servicio peor. Modifican su página web y siempre que lo hacen me echo a temblar, porque jamás arreglan todos los fallos que cometen y siempre complican más el sistema. Yo no quería viajar en cambio de mes ni en fin de semana, pero las circunstancias me lo pusieron todo en contra. No os aburriré con los detalles pero al final acordé con mi padre ir en AVE (que me salía más barato en Preferente que un billete en turista a Murcia en Alvia) hasta Alicante, donde mi progenitor estará por cosas de trabajo.

Pfannkuchen - Baked Pancake Cake

Y justo ayer, de pura casualidad, escucho en las noticias matutinas que habrá huelga los días 31 y 1. Genial. En modo pánico corro a buscar información en la red, y tras descifrar el infinito documento en el que se detallan los servicios mínimo, mi tren no aparece. Mientras voy con el elfo de compras llamo por teléfono y tardo años en conseguir contactar con alguien. Con la gracia de que es un puñetero 902 y no me ponen en espera, sino que una grabación me animaba a "llamar más tarde".Cuando consigo contactar con una persona, un señor me dice que mi tren sí que va a salir, pero los datos que me da no me los creo (la hora de llegada era diferente a la de mi billete). Sigo intentando contactar y nada, vuelta a dejarme la factura del teléfono en un maldito contestador automático.

Pfannkuchen - Baked Pancake Cake

En fin... Una vez en casa comprobé que efectivamente, mi tren estaba afectado (quién sería el palurdo que me dijo lo contrario) y, después de más llamadas y follones varios, consigo cambiar el billete por un tren anterior, pagando la diferencia, que por supuesto pienso reclamar.
No me quiero meter con los huelguistas (me temo que los pobres no consiguen mucho con sus huelgas, porque hacen muchas a lo largo del año) pero el servicio de atención al cliente de Renfe y la utilidad de la página web es nefasta. Así que no me creeré que todo va bien hasta que tenga mi trasero sentado en mi asiento y vea el tren moverse.

Tras este rollo-desahogo, vamos con la receta. Desde que traje mi adorada skillet a casa sabía que quería hacer algo parecido, y al final adapté una receta de Pfannkuchen de un blog germano. Es una elaboración muy sencilla y ligerita: una especie de tarta fina a base de masa de tortita con fruta. Se cuaja en el horno, dejando la base más sólida, como una tortita, y la parte superior más cremosa. Yo elegí frambuesas, una fruta ácida, pero los más golosos preferirán otra fruta más dulce, o quizá necesiten agregar algo más de azúcar. A mí me gustó mucho este resultado y estaba muy rico tanto recién hecho, templado, como al día siguiente con el frío de la nevera.

Pfannkuchen - Baked Pancake Cake

Pfannkuchen - Tarta-tortita de frambuesas al horno
Receta adaptada de Raspberry Sue
Ingredientes para una skillet de 20 cm

- 120 g de harina de repostería
- 1/2 cucharadita de levadura química
- 1 pizquita de sal
- 2 cucharadas de azúcar moreno
- 2 huevos L
- 300 ml de leche de soja
- 150 g de frambuesas (usé congeladas)

Precalentar el horno a 200ºC y engrasar la skillet o el molde ligeramente. Si se usa fruta congelada, dejar que pierda el hielo sobre un colador con un poco de agua templada, o descongelar totalmente previamente.

Batir con batidora de varillas a velocidad baja los huevos y agregar la leche de soja, el azúcar y la sal. Tamizar encima la harina con la levadura y mezclar bien hasta conseguir una masa sin muchos grumos. Llenar la skillet y repartir por encima la fruta. Agregar un poco más de azúcar si se desea.

Hornear durante unos 25-30 minutos, hasta que veamos que está cuajada la superficie y las paredes se despegan de molde con facilidad. Esperar unos minutos fuera del horno antes de servir. Guardar lo que sobre bien tapado en la nevera.

---

Os leo desde Murcia ya en agosto, ¡pasadlo bien!

11 julio, 2014

Galletas sanísimas de plátano y avena {hemc #62: plátano}

El elfo, que lo de madrugar lo ha llevado siempre tremendamente mal*, se levantó el jueves pasado a las 3.30 am Pero claro, sarna con gusto no pica - siempre me ha encantado esta expresión, creo que me trae recuerdos de la infancia pero no tengo claro su origen exacto - y es que tenía que coger un avión a las 6 am rumbo a Italia. Es uno de sus "viajes frikis" con muñequitos, como los llama su madre. Yo, obviamente, me volví a dormir, que me gusta madrugar pero no soy tan tonta :P.

* Es de los que se ponen la alarma unos 45 minutos antes de tener que levantarse, sonando cada 10 minutos, porque eso de estar en marcha nada más abrir el ojo no va con él. De hecho, muchas veces se pasa casi 1 hora remoloneando y tengo que ir a darle un toque. No sé cómo no llega tarde al trabajo cuando no estoy en casa. 

 
Banana oatmeal healthy 
cookies


Así que estoy este fin de semana sola en casa pero me viene muy bien para dejar varios acabos atados antes de irme preparando para agosto, que si todo va bien lo pasaré entero en Murcia. Este año no podemos hacer ningún viaje, quizá alguna escapada más tarde... Pero bueno, lo que me apetece es volver a la tierra - por mucho que la critique - y desconectar unas semanas con la familia y los amigos de allí.

Banana oatmeal healthy cookies


Se nos avecina una ola de calor la semana que viene y ya me hecho a temblar, pero por el momento estoy contenta con el verano madrileño. Nada insoportable, al contrario, a veces el fresco mañanero me ha dado frío y todo de más! Qué gusto :). Así sí que se puede seguir encendiendo el horno, como ahora mismo que tengo un maravilloso pan que ya huele a gloria. Mi masa madre parece que también lleva bien el verano, estaba muy contenta esta mañana.

Banana oatmeal healthy cookies


A pesar de no hacer todavía tanto calor, se nota que la fruta y la verdura maduran y se estropean antes. Lo notamos sobre todo en los plátanos, que ahora tengo que comprar en dos tandas para que aguanten bien toda la semana. Eso sí, recordad que si se ponen algo pochos son ideales para hornear con ellos; ¡cuanto más negros más dulces serán!

hemc #62 - El plátano.


El hemc de este mes tiene por tanto un tema estupendo para dar salida a los plátanos que se nos hayan pasado un poco. Es el tema elegido por Cristina de LeBonVivant y yo he querido participar con una receta facilísima-sanísima-riquísima. Galletas con dos ingredientes! Bueno, con un plus que puede ser opcional y a gusto del comensal ;)

Banana oatmeal healthy cookies


Recetas sanísimas de plátano y avena
Cómo hacer galletas con 2 ingredientes:

- 285 g de plátano maduro (pesado pelado)
- 125 g de copos de avena (a ojo es el mismo volumen, no peso, de ambos ingredientes)

Ingredientes opcionales:

- una pizca de sal
- uvas pasas, arándanos deshidratados, chips de chocolate, coco rallado, frutos secos picados, canela, vainilla...

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja.

Pelar los plátanos con cuidado de no desperdiciar su jugosa y blandita carne. Trocearlos y colocarlos en un cuenco. Machacarlos groseramente con un tenedor y añadir los copos de avena. Mezclar todo bien hasta formar una masa homogénea.

En este momento podemos hornear las galletas o añadir ingredientes al gusto. Un toque de canela molida, una pizquita de sal y unas uvas pasas o de corinto le van muy bien. Tomar porciones más o menos iguales con una cucharilla y distribuirlas en la bandeja. Podemos darles forma más redondeada con las manos humedecidas. 

Hornear durante unos 8-14 minutos, dependiendo del tamaño, hasta que estén doradas al gusto.Esperar un par de minutos fuera del horno, colocarlas sobre una rejilla y dejar enfriar completamente. Aunque reconozco que un poquito calentitas están muy ricas.
Es mejor guardarlas en un recipiente hermético tapado con papel de cocina para la humedad, y dentro de la nevera, por el calor de estos días.

Banana oatmeal healthy 
cookies


¡Que tengáis un buen fin de semana!

06 julio, 2014

9 Recetas con albaricoques - Toca ración de nostalgia

Tarde de domingo, recién terminada la etapa del Tour de Francia (por fin volvió el Tour!!), cansada después de estar toda la mañana limpiando y de pasar por un centro comercial... He pensado en hacer algo más o menos útil y actualizar el índice de recetas del blog, que ya iba tocando. No sé por qué siempre me da mucha pereza añadir las últimas recetas, aunque esta vez sólo me tocó remontarme hasta marzo.

Tengo que reordenarlo, ya son muchos años y hay muchas cosas acumuladas, pero ya veremos si consigo hacer algo medianamente decente sin cargarme nada. Por el momento se tendrá que quedar así. Me da pena también que algunas fotos se me hayan perdido para siempre, aunque tengo la esperanza de encontrarlas en algún disco duro o CD perdido por Murcia. De hecho, cada vez que voy localizo algunas más.

Restos de la granizada que tuvimos en Madrid el jueves pasado. Fue un día curioso

El caso es que, repasando por encima todas las recetas, he revisitado unas cuantas con algo de nostalgia y también algo de hambre. Y es que me acuerdo perfectamente del sabor de todas las cosas que he publicado, qué curioso :). Me he dado cuenta de que tengo unas cuantas dedicadas a mis amados albaricoques, y como pronto se terminará la temporada, he querido recuperarlas para inspiraros un poco y os animéis a hornear o cocinar con ellos. ¡Que duran muy poquito! Aprovechad que están ahora mismo en su punto y se encuentran ejemplares realmente deliciosos.

Bizcocho de orejones con buttermilk 
 
Bizcocho de orejones con buttermilk

Nos vamos al verano de 2010 con este sencillo pero aromático bizcocho. En su día utilicé orejones de albaricoque desecados por mí misma, que estaban muy jugosos, pero sin duda se puede preparar con la fruta natural.

Tarta (crostata) de compota de albaricoque

Apricot tart

Deliciosa tarta en la que la protagonista es la compota casera, espesita y llena de sabor. Podéis usar mermelada casera o incluso comprada, pero merece la pena preparar la compota casera, más ligera en azúcar. Con fruta buena y madura apenas se necesita edulcorar, aquí está mi receta (la foto se perdió).

Mermelada de albaricoques

Homemade apricot jam

Casi ni hay receta porque mis mermeladas son sencillas: buena fruta, macerada con la mitad de su peso en azúcar (o menos), usando espesante de mermeladas si tengo por casa, o sin nada. Cocer a fuego lento y envasar correctamente cuando se tenga el punto deseado. De mis favoritas.

Clafoutis de albaricoques

Apricot clafoutis


El tradicional clafoutis queda muy rico también con albaricoques, en mi caso usando leche de soja. Si son muy grandes, mejor cortarlos en cuartos.

Calabaza y albaricoques con Ras el Hanout

Spicy pumpkin apricot

Especie de curry pero usando la mezcla de especias marroquí en lugar de irnos hasta la India. Con fruta más madura se consigue una textura más cremosa dulzona, con ese punto picante de las especias. Muy rico con una salsa de yogur y pan tipo pita, o como guarnición.

Tosta de albaricoques asados con tomillo y queso fresco

Tosta de albaricoques asados con tomillo

Esta delicia os la enseñé hace poco, muy sencilla pero a la vez sabrosísima. Jugad con las hierbas aromáticos o el tipo de queso, pero apostad por un buen pan que ensalce el conjunto.

Aprikosen Tarte, receta tradicional de mi padre

aprikosen tarte

Nos remontamos ya a 2008 con una receta muy especial para mí, ya que recuerdo que cada año la preparaba mi padre cuando llegaban los primeros albaricoques del árbol. Es muy sencilla ya que empleamos una base de hojaldre, pero la combinación con el relleno y los albaricoques es deliciosa. Y tengo su olor al salir del horno grabado a fuego en mi memoria nostálgica.

Galletas Hamenstachen de albaricoque

Hamentaschen

Estas galletas son reconocibles por su forma de paquetitos triangulares. Son de tradición judía - si no meto la pata - y en realidad se pueden rellenar de cualquier otro sabor, pero por algún motivo a mí me resultan más apetecibles con mermelada de albaricoques.

 Tartaleta de albaricoques y cerezas (más o menos ligera)

Apricot cherry single tart

Nada nuevo bajo el sol, esta es la última receta que ha salido por el blog y aún me arrepiento de haberla hecho en formato individual ;).

En realidad, si tenéis una base de tartaleta/crostata favorita, con masa quebrada, brisa, hojaldre, etc., animáos a usar albaricoques para rellenarla. De verdad que están buenísimos casi con cualquier combinación dulce que se os pueda ocurrir.

Ahora me espera una montaña de ropa para planchar, es mi súper plan de domingo habitual :P. Menos mal que tengo unas cuantas series-plancha que me hacen la tarea más amena.
¡Feliz final e inicio de semana!

01 julio, 2014

Tartaleta de albaricoques y cerezas {más o menos ligera}

Pues ya estamos en julio, para bien o para mal. Por el momento el verano se está comportando, pero ya tocará pasar factura a finales de septiembre.

La semana pasada me hizo gracia comprobar cómo ha cambiado el panorama de la gente por la calle cuando salgo a correr. Cada vez tengo que salir más temprano para no morir achicharrada, y normalmente antes del mediodía me cruzaba sobre todo con señores y señoras mayores paseando o con el carrito de la compra. De repente, las calles, jardines y plazas se han llenado de abuelos con niños pequeños, las pistas de petanca se han vaciado y los parques infantiles están a tope. Ah, las vacaciones de verano escolares en la ciudad... ¡menos mal que existen los abuelos!

Apricot cherry single tart


La fruta de verano sigue en todo su esplendor y yo continúo con mis colapsos mentales porque no sé qué me gusta más. Encima, el género de la señora Luisa, de nuestro puesto de confianza en el mercadillo dominical, es de primerísima categoría, todo está buenísimo. La buena mujer siempre nos invita a probar de todo y cuando encuentra alguna fruta que tiene algún golpecito o está algo madura de más, nos la regala.

Apricot cherry single tart

El otro día conseguí contenerme y guardé algunos albaricoques y cerezas para cocinar con ellos. Tenía apuntada esta sencillísima receta de tartaletas individuales ligeras, con poca grasa y poco azúcar, y por fin pude hacer la cata. El resultado me gustó mucho, la masa no es un engrudo incomible - de hecho, me sorprendió para bien, yo es que cada vez prefiero las cosas menos dulces -, pero sobre todo la clave está en escoger buenos albaricoques sabrosos y algo maduritos. Ya he dicho varias veces que me encanta el maravilloso sabor que cogen al hornearse.

Apricot cherry single tart


Tartaleta individual de albaricoque y cerezas
Receta adaptada de Frl. Moonstruck kocht!
Ingredientes para 1 tartaleta individual grandecita

- 60 g de quark bajo en grasas o queso fresco batido desnatado
- 10 g de mantequilla vegetal sin grasas hidrogenadas o equivalente, a temperatura ambiente
- 1-2 cucharadas de leche de soja
- 40 g de harina integral
- 35 g de harina de trigo
- 1/4 cucharadita de levadura química (impulsor)
- 1/4 cucharadita de estevia o 1 cucharada de azúcar
- un par de gotas de esencia de vainilla
- 1 pizquita de sal
- 2-3 albaricoques maduros
- un puñadito de cerezas

Disponer en un cuenco el queso quark, la mantequilla y la leche, y batir bien con unas varillas. Agregar las harinas, la levadura, la estevia o azúcar, la vainilla y la sal, y mezclar todo bien. Añadir más leche si fuera necesario. Hay que obtener una masa suave y homogénea, no muy seca pero tampoco excesivamente pegajosa. Formar un disco, envolver en plástico film y dejar enfriar en la nevera al menos 30 minutos.

Apricot cherry single tart


Precalentar el horno a 175ºC y engrasar el molde de tartaleta, de unos 12 cm de diámetro.
Sacar la masa y estirarla bien, dejando el grosor que se desee, procurando que no sea demasiado grueso. Colocar en el molde, apretando bien, y recortando el borde sobrante.

Cortar los albaricoques en láminas y colocarlas siguiendo la forma circular del molde en dos capas. Rellenar el centro con unas cerezas picadas. Si se desea, espolvorear con un poco de azúcar moreno la fruta. Introducir en el horno y hornear durante unos 20 minutos, hasta que la masa se vea bien dorada. Esperar un poco fuera del horno y desmoldar con cuidado.

Espolvorear una pizca de azúcar glasé antes de servir; está muy buena templada pero también fría. Con una bola de helado seguro que mejoraría mucho más.

Apricot cherry single tart


Tengo que probar usando harinas de otros cereales y añadiendo una parte de frutos secos a la masa, que seguro que aportan un toque rústico genial. Otra buena idea puede ser poniendo una capa de mermelada o compota casera de fruta en la base antes de añadir la fruta... un frangipane sería lo más, claro, aunque entonces lo de ligera ya sí que se queda en utopía :P.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips