20 mayo, 2016

Mermelada de fresas 2016 - Imprescindible en mi despensa

La idea de hoy es que esta entrada sea cortica, que tengo que salir a unos asuntos antes de dedicarme a vaguear el resto del viernes. El fin de semana ya se presenta veraniego, aunque tengo esperanzas de que aún pase alguna borrasquilla o uno de esos frentes tan majos de final de primavera. Aunque reconozco que ya tengo ganas de terminar de hacer el cambio de armario y sacar toda la ropa de verano, a pesar de que no me apetece nada empezar a enseñar mucha piel a todas horas. Y sobre el final de la primavera va la receta de hoy, que en realidad no descubre el mundo a nadie: la mermelada de fresas de cada año, imprescindible para mi despensa.

Strawberry jam

A lo tonto, sin darnos cuenta, la temporada de fresas y fresones está llegando a su fin, al menos en nuestro país. Ha empezado tan pronto que se nos olvida que todo llega a su fin, así que si os gusta de verdad esta fruta aprovechad para conseguir los últimos ejemplares sabrosos de verdad en vuestra frutería de confianza, congelad y haced conservas. Yo me di cuenta de que empezaban a desaparecer de los comercios la semana pasada y entré en modo pánico, así que me llevé una caja bien hermosa del mercadillo de los domingos y el lunes estuve bien entretenida elaborando la cosecha de mermelada de este año.

Me encanta volver a casa de mis padres y comprobar que siempre hay varios tipos de mermeladas y compotas en la nevera, más las reservas de la despensa. El lado suizo es potente en esto, pues la familia helvética siempre nos ha recibido con su despliegue de conservas de frutas lista para desayunos y almuerzos, en muchos casos caseras. Hacer mermelada y confitura en casa es algo entretenido pero tremendamente satisfactorio, nos hace apreciar mucho más las bondades de la naturaleza con sus productos y además podemos controlar el origen de la materia prima y la cantidad de azúcar. Al igual que el pan casero, todo el proceso tiene algo mágico. Si encima hemos podido cultivar o recolectar por nosotros mismos el producto ya es otro nivel.

Strawberry jam

Este año la mermelada ha salido bien espesita y cuajada gracias a que tenía azúcar gelificante 2:1, que me trajeron de Alemania. Hoy en día se puede encontrar azúcar para mermeladas más fácilmente en nuestro país, pero si no tenéis a mano no pasa nada. Yo he hecho mermelada con textura más de compota y sale deliciosa también. Podéis añadir gelatina o agar-agar si preferís una textura más... gelatinosa. No tenía ganas de complicarme y no he probado combinaciones raras, pero como sugerencias para variar la receta base os recomiendo añadir otros frutos rojos, vainilla, naranja, pimienta o cardamomo, ruibarbo, anís... Casi todo está permitido :).

Receta de mermelada de fresas o fresones
Inspiración: mi propia pasión por esta delicia
Ingredientes para una buena cantidad de tarros

- 2 kg de fresas/fresones en su punto, o ligeramente maduros de más (pesados ya preparados)
- 1 kg de azúcar gelificante o azúcar normal
- 1 limón
- pectina, gelatina o agar-agar (opcional)
- aromas añadidos al gusto (vaina de vainilla, pimienta recién molida, anís estrellado, etc)

Lavar muy bien las fresas, secarlas y cortar el rabito, además de posibles partes dañadas. Trocear en piezas no muy pequeñas y colocar en un recipiente grande. Pesarlas ya preparadas para asegurarnos de que tenemos al menos 2 kg (yo me pasé un poquito, mejor).

Rallar la piel del limón previamente lavado y mezclar. Añadir el azúcar y mezclar muy bien. Tapar con un paño limpio y dejar reposar unas horas, incluso toda la noche. Soltarán los jugos y el azúcar desaparecerá por arte de magia.

Llevar a ebullición en una olla con fondo grueso. Añadir los posibles aromas y el zumo del limón colado. Bajar el fuego y dejar cocer lentamente hasta que la fruta se deshaga y espese al gusto. Retirar la espuma y remover de vez en cuando.

Para saber la textura que tiene lo mejor es tener un platito en el congelador y añadir directamente un poquito de la mezcla. Podemos triturar las fresas un poco con una batidora si las hemos cortado demasiado gruesas y cuaja antes de que se deshagan. Pero mejor dejar trocitos enteros.

Envasar en caliente en tarros previamente lavados y esterilizados, siguiendo vuestro método preferido. Yo los tengo en el horno unos 20 minutos y los conservo en caliente, y aparte hiervo las tapas en agua. Cerrar muy bien y dejar boca abajo para que haga efecto vacío. Etiquetar y regalar, o guardar en la despensa en un lugar oscuro y seco.

Strawberry jam

Toca decir adiós a las fresas y recibir con grandes alegrías las cerezas, picotas, albaricoques, melocotones y demás maravillas veraniegas. ¡Buen fin de semana!
14 mayo, 2016

Viajando: Escapada a Viena I

Ah, Viena. Una de las capitales europeas con sabor añejo, con su glorioso pasado histórico-cultural que tanta influencia ha tenido a lo largo de los siglos. Legado del pasado de la dinastía Habsburgo, es símbolo de otra época, de los años dorados de Centroeuropa, de palacios, de nobles edificios, de artistas, de barroco desmesurado, de art decó y también de secesionismo, en muchos sentidos. También es la ciudad que hace la competencia a París con sus numerosísimas cafeterías, sus innombrables variedades de cafés y otras bebidas, y sobre todo sus maravillosos dulces y pasteles. Hoy en día Viena une tradición y vanguardia, lo antiguo y lo nuevo, el pasado de épocas más duras y el lujo más exclusivo, pero siempre con su personalidad especial.

 Wien - Viena

Wien - Viena

Visitar Viena es, sobre todo, empaparse la ciudad. Es una capital para recorrerla, para conocer sus calles, sus avenidas, sus callejones, sus palacios y palacetes, sus numerosísimos parques, museos, edificos históricos, plazas y cafés. Aunque mi lado paterno es suizo, en realidad la rama familiar pasa también por Viena por parte de mi abuelo; mi padre tiene muchos recuerdos de su juventud en la capital austríaca y por eso siempre le he tenido un cariño especial, a pesar de conocerla poco. Debía tener yo unos 12-13 años cuando pasamos una semana allí, pero por desgracia los recuerdos se diluyen un poco. Había muchas ganas de volver y reencontrarme con parte de mi pasado y con una ciudad que recibe hoy con gusto al viajero. Y se nota, es uno de los principales destinos turísticos europeos, aunque a nosotros no nos pareció muy masificado, seguramente por las fechas.

Wien - Viena

Wien - Viena

El elfo y yo hemos tenido la suerte de poder alojarnos en un apartamento de situación inmejorable, hogar prestado por enchufe familiar - de mi suegra - que nos permitía estar en 5 minutos a pie delante mismo de la catedral. Un lujo del que me aproveché bien, ya que los tres días me desperté muy temprano y aproveché para darme paseos al amanecer en pleno centro, recorriendo las principales calles que horas más tarde rebosan de turistas y locales en sus quehaceres diarios.

Wien - Viena

Antes de detallar un poco lo que vimos y lo que hicimos, quería resaltar algunos detalles:

- Me agradó mucho el estado de las calles y de los edificios, al menos de las zonas principales. Tengo la impresión de que se han restaurado y reformado hace poco, y en general el trazado urbano es amable con el peatón y da gusto patearse el centro de arriba a abajo. Pensamos en comprar la Viena Card, que te permite usar el transporte público durante 24-48-72 horas, pero al final fuimos a casi todas partes andando.

- La gente, en general, es muy amable, y en cuanto ven que eres extranjero te hablan en inglés. Eso reconozco que me fastidiaba, ¡yo quería practicar alemán!
- Hay wifi gratuito en muchísimos sitios, en puntos señalizados por la ciudad que facilita el ayuntamiento, y en prácticamente todos los locales de restauración, cafeterías, restaurantes, oficinas de turismo, grandes tiendas y museos.

- Viena, como no podía ser menos, está plagada de museos. Recomiendo elegir bien cuáles visitar, porque además muchos son muy grandes y puedes acabar saturado y agotado. Hay que sumar los palacios, otras inmensidades; si bien por fuera todos merecen la pena, entrar a recorrerlos solo lo recomiendo si realmente te interesa el tema.

- La tarta Sacher está un pelín sobrevalorada, a pesar de que la que yo probé cuando me la trajo mi suegra me gustó mucho. A veces te toca una remesa muy seca, así que no es mala idea probar otras tartas de chocolate de otras pastelerías. Hay MUCHAS, con pasteles para todos los gustos. Y por favor, el Apfelstrudel que no se le pase a nadie.

- En Viena no llueve tan a menudo como en otras ciudades europeas, pero puede soplar mucho viento.

- En casi todas partes tienen la carta de comidas y bebidas con alérgenos perfectamente indicados, y muchos ofrecen alternativas sin gluten, sin lactosa y para veganos.

Wien - Viena

Ahora sí, un pequeño resumen de nuestra breve escapada.

Llegamos muy hambrientos sobre las 13.30, dejamos las maletas y nos fuimos a conocer el barrio y a buscar comida. Comprobamos que teníamos todo el cogollo del centro al lado de casa, así que para no complicarnos entre todo el follón de turistas a esas horas de sábado, pillamos algo rápido, un helado y a pasear sin rumbo fijo. Ya daré más detalles de la comida en otro post aparte ;).

Wien - Viena

Ese día hacía hasta calorcito, lucía un sol espléndido y lo aprovechamos en recorrer todo el perímetro del centro histórico, pasando por delante de muchos edificios, monumentos, plazas y parques clave.

























10 mayo, 2016

Crema de chocolate y aguacate - Receta de postre vegano sanote y facilísimo

Se hace muy raro pensar que hace una semana estaba todavía en Viena exprimiendo al máximo las últimas horas. De hecho, a las horas a las que estoy escribiendo esta entrada, cuando todavía no han dado las 7 de la mañana, ya llevaba un buen rato despierta, entre otras cosas porque allí amanece antes. Pero no voy a adelantarme con detalles del viaje porque pienso explayarme a gusto en uno o dos posts que quiero dedicar a la capital austriaca. Solo diré que he vuelto a enamorarme de la ciudad, que ha sido agotador pero fantástico, y que he comido muchas tartas. Si echáis un ojo a mi cuenta de instagram podréis comprobarlo.

Avocado chocolate pudding

Hablando de tartas, tengo una chocolatosa brutal pendiente de compartir con vosotros, pero antes prefiero traer otro postre con cacao algo más sanote para compensar -excusas-. No quiero llamarlo light o decir que es de dieta ni nada parecido, porque no me gustan esas etiquetas y porque creo que es perfectamente válido como capricho dulce por sí mismo. Eso sí, es vegano, sin cocción y facilísimo. Además se puede tunear al gusto de muchas maneras, yo solo os propongo la base con la que jugar: crema de chocolate y aguacate.

No descubro el Nuevo Mundo a nadie con este postre porque ya hay muchas versiones por la red, sobre todo con la aguacatemanía desatada en los últimos tiempos. Creo que en España nos hemos terminado de rendir a esta fruta un poco más tarde, yo incluída, pero desde ya quiero declarar mi amor-pasión-obsesión por el aguacate. Es maravilloso. No solo es sanísimo, fuente de grasas saludables que tan bien me vienen, sino que está buenísimo y es de lo más versátil. Si os preocupa la sostenibilidad u os cuesta encontrar buenos aguacates, sabed que hace poco he podido probar los cultivados por unos emprendedores españoles que los producen en Málaga, y son buenísimos.

Avocado chocolate pudding

A veces se llama a este postre "mousse" o "pudding". La primera definición no me gusta mucho, porque creo que una mousse tiene que tener sus burbujitas. Esta crema es más bien eso, cremosa; en las fotos se percibe más suave y melosa de lo que se convierte al dejarla reposar unas horas en la nevera, cuando adquiere una consistencia mucho más firme. Podéis degustarla como más os guste, de las dos maneras es una delicia. Idea: si tenéis plátano muy maduro podéis jugar y añadirlo al aguacate, probando el sabor y la consistencia. Como digo, es una receta que se presta a muchas modificaciones.

Receta de crema de chocolate y aguacate
Inspiración: ganas de chocolate y un aguacate delicioso muy maduro
Ingredientes aproximados para unas 4 raciones

- 1 aguacate bien madurito (unos 150-180 g pelado sin hueso)
- 30 g de yogur de soja natural o equivalente
- 30-40 g de chocolate negro
- 1/2 - 1 cucharadita de cacao puro sin azúcar en polvo
- 1 pizca de café soluble descafeinado
- 1 pizquitita de sal fina
- esencia de vainilla al gusto
- leche vegetal necesaria
- opcional: azúcar, miel, sirope, edulcorante...
- coco rallado, frutos rojos, crocanti de frutos secos

Picar el chocolate negro y fundir en el microondas, a temperatura media y vigilando a intervalos cortos para que no se queme. Cortar el aguacate por la mitad, sacar el hueso y extraer toda la pulpa con una cuchara, procurando no despediciar nada. Debe estar muy cremoso.

Colocar el aguacate troceado en una picadora o procesador de alimentos. Añadir el yogur y el chocolate fundido, el cacao en polvo, la pizca de café, la pizquita de sal y un poco de esencia de vainilla (o azúcar vainillado). Empezar a triturar. Agregar leche vegetal poco a poco, triturando y mezclando hasta conseguir la textura deseada. Debe ser como de natillas, un pudding espeso, sin grumos. Probar y endulzar al gusto, añadiendo algo más de cacao en polvo si fuera necesario.

Dividir en cuencos o tarros pequeños, removiendo bien para no dejar huecos de aire. Coronar con lo que más guste; recomiendo coco rallado y algo crujiente que haga contraste, como frutos secos tostados o muesli. Además me gustan los frutos rojos como las grosellas porque añaden un toque ácido que crea un juego de sabores muy rico con la crema.

Servir a temperatura ambiente o guardar en la nevera para que se enfríe y coja consistencia; ganará también en sabor, pero hay que procurar no servirlo demasiado frío para no matar los aromas.

Avocado chocolate pudding

¿No os parece maravillosa esta primavera lluviosa? Pensad que recibiremos al verano con mejores ánimos y estará lleno de colores y plantitas cuando empiece :).
28 abril, 2016

Celebrando en familia la felicidad de mi prima - Boda en El Estudio de Ana

Muchas, muchísimas gracias a todos los que me habéis hecho llegar vuestro cariño de una forma u otra estos días. Gracias tanto por las felicitaciones como por los ánimos por llegar a la treintena y, sobre todo, por el apoyo ante la pérdida de mi abuelo. Me hubiera gustado tener tiempo estos días para daros las gracias como os merecéis uno a uno, pero ya sabéis, la vida es eso que sucede mientras tú haces otros planes.

Había empezado a escribir el texto de este post en el tren de regreso desde Murcia, pero ironías del destino, al mismo tiempo mi abuelo nos dejaba. Así que tuve que descartarlo y retrasar la publicación, porque además coincidió con mi cumple. Me di unos días de margen para tomar distancia, celebré con el elfo lo que no tuve ánimos de hacer el día 20 ese sábado, y pensé dedicarme a bloguear el domingo. Pero, ¡ja! Mi cuerpo dijo basta. Empecé a sentirme peor a medida que avanzaba la jornada y al final, de madrugada, un dolor horrible me arrancó de la cama. En fin, para resumir y no aburriros con mis dramas: un cuadro general digestivo - os podéis imaginar todos los síntomas y consecuencias - derivados de un más que probable cólico agudo de origen nervioso/mental. Mi suegra lo tiene bastante claro.

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

Solo lo sabe la gente que me conoce muy, muy de cerca, y es que soy una persona extremadamente nerviosa. Intento no exteriorizarlo, pero por dentro me agobio mucho yo sola, le doy mil vueltas a las cosas, me monto mis películas, me autoexijo muchísimo y casi nunca estoy a la altura que me marco. Me he forzado demasiado en las últimas semanas, lo que unido a preocupaciones, problemas varios y golpes emocionales han terminado por estallar físicamente. Pero bueno, ha sido una llamada de atención - muy dolorosa, eso sí - y más me vale tomármelo en serio. Ahora estoy casi recuperada y algo nerviosa, pero por un buen motivo: nos escapamos unos días a Viena y tengo unas ganas que no me aguanto :).

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

No podía irme sin dejar por fin una pequeña crónica de la boda de mi prima, lo que me llevó a Murcia hace dos semanas dejándome, casualmente, despedirme de mi abuelo. Y a pesar de que fue un follón organizarme essos días, meencantó reencontrarme con muchos familiares y vivir con mi prima un día tan especial, porque le tengo muchísimo cariño y ha sido fantástico verla así de deslumbrante, y por encima de todo, tan feliz. Aunque un poco agridulce, fue una boda preciosa.

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

Reconozco que me desespera un poco toda la parafernalia de los bodorrios que hacen que se alarguen y se alarguen, aunque es algo totalmente normal, claro. Es un día especial y hay que celebrarlo bien. Pero los menús eternos en los que estás comiendo durante horas... menos mal que esta vez la boda era mañanera y al menos no tuve que aguantar hasta la madrugada, porque a lo tonto casi volvimos a casa al anochecer. Y eso que me largué en cuanto empezaron los bailes :P.

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

El banquete y celebración tras la ceremonia ha sido fue en El Estudio de Ana, un lugar de eventos de lo más agradable situado a pocos minutos del centro de Murcia. También tienen restaurante para ir a comer o cenar más allá de ocasiones especiales, aunque no tengo referencias al respecto. Tienen un jardín muy bonito, una zona cubierta y luego salones interiores. Mi madre estuvo hace poco en otra boda que sí fue vespertina, y cenaron dentro, pero nosotros disfrutamos de un espléndido sábado ya caluroso con comida al aire libre.

Me gustó que el menú en sí constara solo de dos platos más los postres, así uno podía entregarse bien al cocktail de aperitivos y tapeo que no dejó desfilar durante un par de horas antes de sentarnos. Para los curiosos, os dejo una breve reseña del menú completo, y mi pequeña crítica desde la perspectiva de una intolerante a la lactosa que no come casi carne. Una toca narices, vaya ;P.

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

Mi padre, mi hermano y yo llegamos los primeros al lugar, algo que agradecí porque así pude dar vueltas a trastear mi nueva cámara de fotos y sacar recuerdos de pequeños detalles. Porque el lugar estaba deorado de forma sencilla pero preciosa, con un ambiente muy primaveral, muy romántico pero ese aire vintage-campestre que no sé si estoy definiendo bien, pero me da igual. Muebles antiguos de granja y muchos tulipanes de colores llenaban todos los rincones.

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

Barra libre de bebidas, cóctel de mojito estilo granizado de autor cubos de cervezas varias y barra de vermut refrescaban las gargantas, mientras una estación de quesos artesanos y un cortador de jamón muy atareado empezaban a abrir los apetitos. Además, picos y regañás, bandejitas de almendricas fritas - típicas en Murcia e imprescindibles - y chips de verduras, a las que mi hermano y yo hicimos la ola. Pronto empezaron a circular las bandejas con los aperitivos del cocktail, que se alargó casi dos horas.

- salmón gravlax con cítrico y caviar
- cubalibre de foie y ron
- crema de calabaza y crujiente de parmesano
- pollo con miel y salsa curry
- cereza de foie
- delicia de pato thai
- croquetas de manzana con cabrales

Estupendo el salmón, muy rica la crema de calabaza aunque mejor sin el parmesano, que mataba todo el sabor, estupendas las croquetas pero la pobre manzana se perdía bajo el queso. ¿Pegas? Poca opción vegana, ninguna totalmente libre de lactosa, DOS platos con foie - me sobra totalmente - y, por molestar un poco, este no es el orden en el que salieron los platos. Soy tiquismiquis, pero ese detalle me pone nerviosa.

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

El  menú una vez sentados:

- merluza, caldo de espinas y cremoso de patata lima
- arroz con pluma ibérica
- sorbete de frutos rojos
- chocolate blanco y frutos rojos
- mignardises

La merluza, bien, sin ser espectacular, mi porción con espinas inesperadas. El puré de patata más que de lima era naranja, pero estaba rico y suave. El arroz era meloso pero no lo probé. Tenían opción vegana con setas - champiñones - pero lo siento mucho, a esas horas, más de las cinco de la tarde, tras tanta comida, no me entra un señor arroz. El sorbete estaba buenísisisimo y el postre también, nada empalagoso, ni pesado, y el emplatado a lo Jackson Pollock me encantó. El café era muy bueno, los mignardises apenas los caté porque iba a explotar, y poco más que contar. Ah, el pan, como por desgracia suele pasar en estas cosas, muy, muy malo, los típicos panecillos preconelados de cátering. Si algún día me caso, exigiré tener #pandeverdad. 

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

Pero, en definitiva, lo importante fue compartir ese día de felicidad agridulce con toda la familia, poder reencontrarme con gente que hacía mucho que no veía y crear nuevos recuerdos que serán siempre agradables en el futuro cuando vuelva a releer estas líneas. Mi prima y su recién estrenado marido ya llevaban mucho tiempo juntos así que no les hace falta que les desee suerte, pero lo haré igualmente, porque en esta vida no viene mal tener un poco de buenos augurios de tu parte. Ojalá sigan tan felices y tan guapos durante muchísimos años, y con nosotros para vivirlos con ellos, aunque solo nos veamos en ocasiones señaladas. Ah, y tienen un gusto musical bueno de verdad ;).

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

Wedding in Murcia - Boda en El Estudio de Ana (Murcia)

---------------------------------

Creo que ya pondré una nueva receta cuando vuelva del viaje así que... ¿alguien ha estado en Viena recientemente? ¿Algún consejito o recomendación de última hora? Vamos un poco a la aventura la verdad, sin agobios ni líos de ningún tipo. A disfrutar, y a comer muchos dulces :P. Al Hotel Sacher no creo que entremos, hay otros muchos sitios que catar, y ya tuve una Sacher auténtica a domicilio hace unos meses... Pero me va a faltar tiempo para un Apfelstrudel.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...